A pesar de la reducción de la mortalidad materna, Libertarios buscan derogar el aborto legal

Diputados de La Libertad Avanza (LLA) presentaron un proyecto para derogar el aborto legal, normativa que redujo un 90% la muerte de mujeres embarazadas.

Una vez más, las mujeres y la autonomía de sus cuerpos se encuentran en el foco del debate legislativo, ya que diputados y diputadas de La Libertad Avanza (LLA) presentaron este lunes un proyecto de ley con el propósito de derogar el aborto legal, un derecho adquirido hace tres años tras la sanción del Congreso Nacional.

De acuerdo a la iniciativa presentada por Benedit BeltránMaría Fernanda AraujoLilia LemoineManuel Quintar, Oscar Zago y Rocío Belén Bonacci, diputados del bloque de LLA, la ley no solo buscará derogar el derecho de las mujeres y personas gestantes a interrumpir su embarazo antes de las 14 semanas, sino que también pretende modificar el Código Penal respecto a los abortos legales que se encuentran vigentes desde 1921. Esta normativa del cuerpo penal autoriza ciertos casos en los que la interrupción del embarazo no debe ser penada: cuando la vida o la salud de la mujer corre peligro y cuando el embarazo se produce como consecuencia de una violación o de un atentado contra el pudor cometido sobre una mujer idiota o demente.

Además, el proyecto propone aumentar las penas de prisión para quienes se sometan a un aborto voluntario y para quienes lo practiquen y deroga las penas para los funcionarios públicos que obstaculicen las prácticas. A su vez, se retira el lenguaje inclusivo de la actual redacción, como así también suprime la figura de persona gestante que incluye a los varones trans como sujetos de derechos.

Cabe recordar que, en 2018 se presentó por primera vez en el Congreso Nacional el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, momento en qué se instaló social y mediáticamente la discusión sobre el acceso a este derecho por parte de las personas gestantes. A pesar de la fuerza de la marea verde en las calles, la IVE no logró la aprobación de ambas cámaras.

Diputados de La Libertad Avanza (LLA) presentaron un proyecto de ley para derogar el aborto legal.

Diputados de La Libertad Avanza (LLA) presentaron un proyecto de ley para derogar el aborto legal.

Hubo que esperar dos años para que se presentara nuevamente el proyecto y una vez más el movimiento feminista hizo escuchar su reclamo en la calle, a pesar de los cuestionamientos morales y religiosos de aquellos que se denominaban a favor de «Las dos vidas». Con la aprobación de ambas cámaras, el aborto legal se convirtió en una realidad en Argentina.

Sin embargo, en caso de aprobarse la derogación del proyecto de ley de LLA, se retrocederían 138 años de historia de derechos para la autonomía de los cuerpos y lo que también representa exponer a mujeres, niñas y disidencias a la clandestinidad, a las prácticas inseguras y a la degradación de su nivel económico, al someterse a embarazos no deseados.

Aunque Rocío Belén Bonacci aclaró que no se trata de un proyecto del Poder Ejecutivo, es más que conocida la postura anti-derechos del actual presidente de la Nación, Javier Milei, como así también la vicepresidenta, Victoria Villaruel.

Días posteriores a las PASO, en una entrevista con Alejandro Fantino, Milei habló sobre la posibilidad de plebiscitar la IVE, es decir, llamar a consulta popular. “Por lo menos haría un plebiscito. Y, si el resultado es a favor mío, se elimina la ley. Pero que elijan los argentinos. Si los argentinos creen en el asesinato de un humano indefenso en el vientre de la madre, se verá”, señaló.

Recientemente, en su discurso en el Foro de Davos, el presidente apuntó contra el colectivo feminista: «Otro de los conflictos que los socialistas plantean es el del hombre contra la naturaleza. Sostienen que los seres humanos dañamos el planeta y que debe ser protegido a toda costa, incluso llegando a abogar por mecanismos de control poblacional o en la agenda sangrienta del aborto».

Antes de la sanción de la IVE, la vida de miles de mujeres (se realizaban entre 460.000 y 600.000 abortos al año según el Ministerio de Salud) quedaban en manos de la clandestinidad, de técnicas inseguras y profesionales de la salud que jugaban con su necesidad y su dinero en las sombras de la ilegalidad. Durante 134 años, autonomía era una palabra prohibida en el vocabulario de las mujeres.

Tras la implementación del aborto legal, de acuerdo al Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, el 98% de los municipios bonaerenses cumplen con la normativa, contando con 539 establecimientos distribuidos en 132 distritos. Desde marzo de 2020 a diciembre de 2022 se registraron más de 72 mil situaciones de aborto. Del total recabado, el 95% corresponden a interrupciones voluntarias y legales.

En línea con ello, el ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, aseguró que desde la sanción de la IVE, se redujeron el 90% de las muertes por abortos inseguros en el territorio de la provincia de Buenos Aires, es decir, se evitaron 45 muertes si el promedio era sostenido.

«No hay debate válido. Es cuestión de salud pública. Nos entretienen mientras ajustan y hambrean. No pasarán«, concluyó el funcionario.

Al conocerse la noticia de la propuesta legislativa de LLA, desde diferentes sectores del arco político salieron expresar su repudio. Una de ellas fue la diputada de Unión por la Patria y expresidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau: «Los derechos conquistados no van a ser arrebatados”, escribió en sus redes sociales.

La diputada de la izquierda, Myriam Bregman, también arremetió contra los libertarios y posteó: “Se ve a diputados de La Libertad Avanza desesperados por volver a usar a la reacción patriarcal como elemento aglutinador, ahora, siendo Gobierno y en medio de tarifazos, ajustes y una inflación desatada”.

En línea con esto, Margarita Stolbizer, diputada del Partido Gen, manifestó que desde su bloque van a “defender la vigencia e implementación de la Ley 27.610 porque protege el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo y evita la muerte de muchas mujeres, sobre todo las más pobres frente a un Estado que todavía se pretende hacer más ausente”.

También representantes del radicalismo salieron al cruce. Una de ellas fue la diputada por la provincia de Buenos Aires y vicepresidenta del bloque, Karina Banfi, quien tuiteó: «Gente, no va a pasar. Fin», frase acompañada por un corazón verde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *