Uno de los secuestradores de Guido Materia asaltó a una anciana y a su hija: estaba en libertad condicional

Jesús Alberto Véliz, de 30 años y frondosos antecedentes delictivos, fue detenido tras una persecución, mientras que su cómplice pudo escapar. El delincuente atrapado, quien fue condenado a 13 años de prisión en 2017 pero estaba libre, quiso coimear a la policía para que lo dejara «salir». En su poder, se halló una mochila con herramientas y guantes. Las víctimas sufrieron el robo de dinero.

Uno de los delincuentes que en 2013 secuestró a Guido Materia fue detenido tras una persecución y otro logró fugarse este jueves a la mañana después de que ambos asaltaran a una anciana de 82 años y a su hija de 47 en su casa del barrio San José: además, el ladrón atrapado, que tiene frondosos antecedentes penales, intentó coimear a la policía para que lo dejara “salir”.

El caso se registró en las últimas horas, cuando los asaltantes ingresaron a la vivienda de las víctimas. Personal de la comisaría segunda -con jurisdicción en el lugar- fue alertado de lo que ocurría en la propiedad y se dirigió allí de inmediato. Al arribar, los uniformados observaron cómo uno de los sospechosos intentaba escapar por los techos.

Rápidamente, se inició una persecución que finalizó poco después con la detención de quien resultó ser Jesús Alberto Veliz (30), quien en 2017 había sido condenado a 13 años de cárcel por integrar la banda que secuestró a Rodrigo Cristino, Daiana Domenez y Guido Materia entre 2012 y 2013. De acuerdo a la información en la actualidad se encontraba bajo libertad condicional.

En su poder, los efectivos hallaron una mochila con herramientas y guantes, que quedó secuestrada. En simultáneo, más policías se abocaron a la búsqueda de su cómplice, que al final logró huir.

Según informó la Jefatura Departamental a la prensa, el acusado detenido fue identificado y se supo que presentaba numerosos y frondosos antecedentes penales: en el pasado, Veliz estuvo incriminado por la comisión de delitos contra la propiedad y las personas caratulados “Tentativa de robo calificado (reiterados)”, “Robo agravado por el uso de arma (reiterados)”, “Tentativa de robo calificado y tenencia de arma de guerra (reiterados)”, “Desobediencia”, “Portación arma uso civil”, “Robo doblemente agravado por el uso de arma en poblado y en banda”, “Abuso de arma”, “Robo calificado por el uso de arma de fuego apta para el disparo”, “Robo agravado por efracción”, “Lesiones graves”, “Portación ilegal de arma de guerra y abuso de arma”, Hurto agravado por escalamiento” y “Encubrimiento”.

Pero eso no fue todo: al ser trasladado a la dependencia policial, Veliz manifestó a los policías si existía la posibilidad de hablar” para “reducir la pena y poder salir”, haciendo alusión a querer pagar dinero a cambio de su libertad. Los efectivos dejaron constancia de sus dichos en las actuaciones, resultando testigo de la situación una persona civil, que había concurrido por otro motivo a la seccional y se encontraba allí en ese momento.

chorro 3

Conforme trascendió, los delincuentes habían logrado ingresar a la vivienda de las víctimas tras forzar la reja de una ventana. Una vez dentro, no lastimaron a las mujeres pero les exigieron la entrega de una suma de dinero que no trascendió, y luego de robarles, salieron del inmueble de Guido, entre Castelli y Alvarado. Fue entonces cuando arribaron allí los efectivos.

Por lo sucedido, la policía notificó a la fiscal de Flagrancia, María Isabel Sánchez, quien ordenó el inmediato traslado de Veliz a la Alcaidía Penitenciaria Nª 44 de Batán y lo imputó nuevamente por los delitos de “robo agravado por escalamiento” y “cohecho en grado de tentativa”. Mientras tanto, los investigadores continúan con la búsqueda del delincuentes prófugo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *